Emociones

El ejercicio y la vitalidad

runner

Realizar ejercicio físico varias veces por semana no solo favorece a nuestra salud física, a mantenernos en forma y a perder peso, si es que se necesita. Además, contribuye en gran medida a una buena salud mental y a sentirnos de un mejor humor, ya que nos aporta vitalidad.

Si realizamos ejercicio físico habitualmente y, de repente, dejamos de hacerlo, podremos observar cómo, en la gran mayoría de los casos, se siente más apatía e incluso nos encontramos con un mayor estado de depresión y fatiga. El ejercicio físico, además de recomendarse para cuidar el peso, también es recetado por muchos doctores como sistema para dejar a un lado las depresiones o las malas energías.

El sendentarismo no trae consigo nada bueno, ya que, además de favorecer la obesidad, nos carga de apatía y de negatividad. Sin embargo, si salimos a correr algunos días a la semana, por ejemplo, observaremos cómo esta actividad nos aporta vitalidad para realizar otras tareas y cómo nos llena de energía positiva que proyectaremos hacia los demás.

Y es que el ejercicio físico provoca un aumento de endorfinas. Cuando empezamos a realizarlo, nuestro cuerpo notará esa subida y se enganchará, de alguna manera, con lo que necesitará más ejercicio. De modo que, lejos de ser una actividad con la que sacrificarse, se puede tomar como algo divertido, realizándolo en un par de ocasiones por semana. Así mejoraremos nuestra salud mental, nuestro bienestar, y reduciremos nuestras ansiedades y estrés.

Sin duda se trata de un hábito que todo el mundo debería adquirir, aunque no quiera bajar de peso, ya que es muy beneficioso para despejar nuestra mente, para afrontar la vida con más optimismo y para dejar a un lado las depresiones o ansiedades que pueda provocar una inactividad. Si todo son beneficios para nuestro cuerpo y nuestra mente, ¿por qué no dedicar un par de horas semanales a ello?

  • Pingback: Remedios caseros contra la celulitis