Ciencias ocultas

Diferencias entre magia blanca y negra

magia

La separación entre la magia blanca y la negra es relativamente nueva, ya que antes solo se contemplaba como magia negra la que hacían las brujas. Te contamos las diferencias que hay entre estos dos tipos de magia y las prácticas que implican.

Desde hace algún tiempo se viene diferenciando entre la magia blanca y la magia negra, asociándolas a los beneficios que aportan y a la maldad. Por lo tanto nos encontramos con una magia para causar el bien, ya sea propio o ajeno, y bien vista por la sociedad y con una magia utilizada para causar el mal ajeno y que, por ello, no se ve bien en la sociedad.

La principal característica que diferencia a la magia negra de la magia blanca es, por tanto, sus objetivos: una quiere conseguir que se curen enfermedades, que se encuentre el amor o que se resuelvan los problemas y otras está encaminada a que alguien enferme, a que una pareja rompa o a que alguien pase por problemas económicos. Además, la magia negra, para cumplir sus objetivos, generalmente invoca a algún tipo de ente o demonio, mientras que la magia blanca suele recurrir a ángeles y santos que consigan nuestros objetivos.

En muchas ocasiones, especialmente en temas como la venganza, se utiliza la magia negra sin pensar que nuestros objetivos se podrían conseguir mediante la magia blanca. Y es que, además de esta mal vista, tanto por los profesionales del sector como por la sociedad al completo, siempre que utilizamos la magia negra, esta se volverá, tarde o temprano, contra nosotros. Debemos, pues, tener mucho cuidado con su práctica y evitar usarla. Mediante la magia blanca podremos conseguir nuestros objetivos sin hacer daño a otras personas y que esta no se vuelva contra nosotros.