Emociones

Cuándo hay que guardar silencio

Beautiful brunette calls for silence

Es inobjetable que todos tenemos un punto de vista y es deseable que lo expresemos cada vez que podamos. Sin embargo, hay ocasiones en las que el silencio es oro. Sí, hay momentos en la vida en que lo que nos conviene es callarnos. He aquí una breve relación de ellos.

Cuando los otros chismorrean. El chafardeo es algo necesario: le da sentido a las reunions con colegas de la escuela y del trabajo, y sirve para cambiar puntos de vista. Sin embargo, la próxima vez que el tema sean tus amigos, mejor refrena tu lengua. Niégate se placer de defenestra a alguien. Más adelante lo vas agradecer.

Cuando te pregunten sobre tu vida amorosa. Hablar sobre tus relaciones actuales y pasadas nunca acaba bien, y mucho menos si te quejas o revelas detalles íntimos. A la gente le encantan estos detalles, pero siempre hay alguien indiscreto por ahí… Recuerda los beneficios de aceptar tus fallos.

Cuando te acusan de algo erróneamente. No pierdas el tiempo defendiéndote en público de un infundio. No hay mejor defensa ante las acusaciones de un enemigo que guardar un obstinado silencio en público.

Cuando ya te sepas el chiste. No mates el chiste que otra persona cuenta adelantándote a lo que viene y contando o explicando el final del chiste. Es egoísta, y sólo demuestra un insano deseo de llamar la atención.

Cuando eres un experto en el tema. Cuando algún amigo o compañero de trabajo te señale diciendo que tú tienes la solución sobre un problema determinado, no asumas la responsabilidad. Mejor guarda silencio.