Emociones

Cosas por las que no preocuparse: expectativas

businesswoman looking critical

La preocupación es una de las maneras más insanas de perder el tiempo. Con lo que deberíamos estar convencidos de que pensar sobre lo que pasará o nos podría pasar sólo nos resta energía y ánimo. Sin embargo, hay cosas que nos preocupan de manera casi instintiva, inconsciente, pues se relacionan con nuestra vida social y productiva. Si las hacemos conscientes, tal vez podamos olvidarnos de ellas, y vivir más despreocupadamente.

Las expectativas de otra persona sobre nuestra vida. Tu vida es tuya y sólo tuya. Eres en esencia la única persona que tiene que bregar con las consecuencias de tus decisiones y actos, y eres quien sabe si respondes o no a tus verdaderas posibilidades. No te preocupes, por ello, acerca de lo que otras personas esperan de tu vida: mejor gasta esa energía en pensar cómo alcanzar tu máximo potencial.

Cuánto pesas. Vivimos en una sociedad obsesionado por el peso. La “masa corporal” se ha convertido en una escala para evaluar no sólo la salud, sino la psique de una persona. Cada vez es más común ligar el peso o la delgadez con comportamientos alienados.

¿Pesamos o no lo que debemos según los demás? Eso carece de importancia, pues su opinión se mueve sobre ideales de belleza o de salud ajenos y artificiales, heredado de los medios de comunicación. No te preocupes por ello, y mejor gasta esa energía en comer de forma saludable, de manera que te sientas bien. El peso sólo importa si afecta a tu salud.

 

  • Pingback: Horóscopo Miércoles 12 de noviembre | Blog Horóscopos