Emociones

Conoce tu interior

Spiritual woman planting a flower

Gracias a la clasificación de los distintos signos del Zodíaco podemos conocernos mejor. Recordamos que el horóscopo se divide en signos cardinales (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio), fijos (Tauro, Leo, Escorpio y Acuario) y mutables (Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis).

Partiendo de esta base podemos aclarar que los dignos cardinales son los que inician cada estación del año. Aries en primavera, Cáncer en verano, Libra en otoño y Capricornio en invierno. Esa forma de ser nos indica que se trata de personas con tendencia al liderazgo y con una fuerza vital importante.

Los signos fijos tienen la suerte de vivir al 100% la estación del año que les pertenece. Es decir, Tauro vivirá la primavera, Leo el verano, Escorpio el otoño y Acuario el invierno. Pero esto les influencia con lo mejor y lo peor de la estación. Por ejemplo, si el otoño significa la caída de las hojas y la renovación interior de las plantas para esas personas viene a significar lo mismo: muerte y resurrección anual.

Los signos mutables están ya al final de cada estación, sólo viven los últimos coletazos de su tiempo pero se preparan para el siguiente cambio. Es decir, suelen ser personas ideales para ser interlocutores, para debatir, para coordinar grandes grupos de personas con sus ideas y con su peculiar visión de las cosas.

También se crean ejes para coordinar todas las estaciones entre los signos mutables. Uno de ellos es el de Virgo con Piscis. Ambas personalidades son muy similares y suelen ser personas que tienen una visión parecida de la vida y de la forma en la que deben afrontarla.

El otro eje es Géminis-Sagitario. En este caso son dos signos casi opuestos que no se soportan, especialmente por lo que supone el final de la primavera y el del otoño. Son signos incompatibles al 100% y para la convivencia necesitan un gran esfuerzo.

Conociéndonos un poco mejor y sabiendo por qué los cambios de estación nos afectan tanto podemos tener una vida más sana o, cuando menos, conocer qué nos ocurre dependiendo de la época del año en la que estemos. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

 

 

 

  • Pingback: El mes de nacimiento está relacionado con nuestra profesión | Blog Ellas