Emociones

Cómo ser feliz

Be happy

Ser feliz no es una tarea sencilla, y sin duda no es una hazaña que se deba dejar en manos de cobardes. Ser feliz es el acto más supremo de la vida, y son poco los que se atreven a llevar a cabo una actividad que reclama, de cada uno de nosotros, un verdadero ejercicio de humanidad. Y es que, sea cual sea el camino que se elija para ser feliz, hay una regla inequívoca para tener derecho a serlo: dar lo mejor de nosotros mismos.

Sonríe: es el major principio. Los expertos en la felicidad se pone de acuerdo al algo: la actitud positiva es uno de los primeros pasos firmes para ser una persona feliz. Y sonreír ante cualquier revés o adversidad es no sólo un ejemplo de entereza y optimismo, sino un manifiesto claro: “Voy a sacar lo mejor de este instante”.

Y no sólo eso: es una defensa física. Una vez que adquiramos el hábito de sonreír en circunstancias adversas, tu cerebro va a hacerlo de forma automática, y tu cuerpo va a prepararse con la mejor de las actitudes.

Haz de la felicidad un hábito. Nuestro cerebro es un animal de costumbres, que se repote patrones y conductas. Si nos habituamos a los pensamientos negativos, nuestro cerebro se habituará a las sensaciones de miedo, angustia e ira que nos provocan… y nos pedirá más. En cambio, si nos centramos en las partes buenas de cada aspecto de la vida, nuestro cerebro se habituará a las sensaciones de euforia y bienestar, que son sinónimo de salud, y buscará repetirlas.