Emociones

Cómo ser feliz: se un virtuoso

Beautiful cello musician

Según aseguraba el filósofo Bertrand Rusell hay una forma efectiva de ser feliz: la pasión. Se refería a todas las formas posibles de la pasión: el amor, el trabajo, la familia… Es decir: hacer lo que a uno le gusta, sea lo que sea. Y en ello los científicos le dan la razón: una de las claves para ser feliz es dominar una habilidad.

Para ser feliz, domina una habilidad

En el 2009 se publicó en los Estados Unidos una investigación en la que se recogían los grados de felicidad que diferentes personas experimentaban, y se reconoció que entre las más felices se encontraban aquellos que se esforzaban en dominar una habilidad.

Y, si las cosas no salen bien, recuerda la importancia de reconocer tus fallos.

Según el estudio publicado en el Journal of Happiness Studies (que, en efecto, existe) las personas que se esfuerzan día tras día a ser mejores en alguna habilidad, son más felices que aquellas que no lo hacen. Esa felicidad se extiende desde el momento de la práctica hasta recibir los frutos de su esfuerzo, sin que se trate necesariamente de un premio económico.

“No hay ganancia sin dolor”, dice un viejo dicho, y tiene razón, pero a pesar de que el estudio, el ejercicio, la práctica y el entrenamiento en una base cotidiana pueden ser estresante, al final del día lo que se impone en quien mejora en una habilidad es la satisfacción… y la felicidad que ella produce.

De manera que ya lo sabes: si quieres ser feliz, esmérate en hacer lo que te gusta… y en hacerlo bien.