Emociones

Cómo salir de la ruina

Business failure

Hay golpes que son más un mero golpe: son estallidos que acaban con lo mejor de nosotros, sea en el amor, en el trabajo, en la vida, en la salud. Se trata de eventos que nos dejan en la ruina. Y entonces sólo se pueden tomar una de dos directrices: o nos hundimos o salimos adelante. ¿Cómo se sale delante de la ruina?

No es sencillo, pero la esperanza puede más que la derrota, siempre que se le ayuda con actitud y voluntad.

1. Aceptación. La primera de las etapas para recuperarse tras la ruina es reconocer qué nos ha ocurrido. No ganamos nada con negar lo que nos acontece, y sí que damos grandes pasos si sabemos ponernos de pie y otear el horizonte con una mirada realista.

2. Gana perspectiva. Al levantarte del sitio de tu caída, es inevitable que ganes en perspectiva, que tu mirada sea más profunda acerca de lo que te ha pasado y porqué te ha pasado. Tras el shock de la caída, nos levantamos para ser otras personas: más maduras, más dueñas de nosotras mismas, más conscientes de los caminos a elegir.

3. Llama a los tuyos. Una vez que hayamos hecho un recuento de los daños, toca hacer acopio de fuerzas, y lo que necesitas es llamar a los que amas y que te aman: amigos, familia, pareja… Y ponerles al tanto de tu situación e intenciones. El apoyo de los tuyos va a ser determinante en cada paso de tus nuevos objetivos, de tu recuperación. De ser necesario e indispensable, pídeles ayuda con un plan bien trazado.

Y buen camino de aquí en más.