Emociones

Cómo recuperarse de una infidelidad

infidelidad

Si alguna vez a lo largo de nuestra vida hemos sido víctimas de que nuestra pareja ha cometido una infidelidad, quizás sepamos el desaliento que esto produce. Sentimientos como la desconfianza hacia el sexo de tu pareja o la desilusión profunda durante una época son muy comunes.

Que tu pareja te sea infiel, especialmente si mantienes una larga relación con ella y no lo veías venir, es una de las experiencias que más pueden marcar tu vida sentimental en un futuro. En un primer momento, cuando te enteras de esto, sentirás rabia y angustia y, con el tiempo, intentarás buscar las causas de por qué sucedió esto. En muchas ocasiones buscar los motivos es algo inútil porque es posible que la otra persona se dejara llevar por un mero impulso que no tuviera un trasfondo detrás.

También puede suceder que, nada más ocurre, vivas momentos depresivos y de un gran dolor, pero hay que afrontar esto como se afronta cualquier ruptura. Tienes que saber trasladar esa rabia que sientes hacia una mejora de tu vida y a conseguir una estabilidad total. No te puedes dejar llevar por ese dolor provocado por la traición que has sufrido ni puedes pasarte semanas pensando en lo que pudo ser y no fue. Lo mejor para volver a llevar una vida plagada de ilusión es intentar olvidarlo lo antes posible.

Pero sobre todo, lo que no debemos hacer es juzgar otras posibles relaciones que tengamos en base a aquella relación que falló a causa de la infidelidad. No podemos evitar generalizar, ya que nuestras parejas se pueden sentir muy incómodas y esto no es justo para con la otra persona. Cada persona es un mundo y no debemos juzgar a aquella que nos fue infiel como perteneciente a un sexo, sino a ella individualmente, como persona.