Tarot y Videncia

Cómo recibir una respuesta rápida del tarot

Cómo recibir una respuesta rápida del tarot

El tarot, como el oráculo que es, nos permite saber respuestas urgentes a preguntas muy concretas. ¿Debemos arriesgarnos? ¿Hay que insistir? ¿Damos un sí o un no? Estas consultas tan importantes no requieren de conocimientos avanzados en las cartas, y podemos realizarlas por nosotros mismos, sin necesidad de consultar a un tarotista.

¿Cómo se hace esta consulta?

Todo lo que se necesita es un mazo del Tarot. Incluso si es nuevo y nunca se ha tenido algún tipo de contacto con las cartas.

Se procede de la siguiente manera.

1. Hay que elaborar la pregunta que nos aqueja en términos sencillos y directos. Sin rebuscamientos, y de modo que permita una repuesta negativa o positiva, sin dudas.

2. Pensando en esa pregunta, repitiéndola, en silencio o en voz alta, como un mantra, barajaremos el mazo del Tarot, mezclando todos los Arcanos. Hay que hacerlo todo el tiempo que nuestra intuición nos diga que es necesario.

3. Una vez que hemos terminado, hay que colocar el mazo en una mesa frente a nosotros. Con las cartas del revés. Pensamos de nuevo en la pregunta, y partimos el mazo en dos.

4. Elegimos una de las mitades del mazo, y retiramos la otra de la mesa.

5. Entonces tomamos una carta y la colocamos sobre la mesa, descubierta, frente a nosotros.

6. Si la carta se encuentra en su sentido original, la respuesta a la pregunta es sí. Si la carta se encuentra invertida, la repuesta es no.

Nunca hay que preguntar de nuevo, si la respuesta del Tarot no nos satisface.