Rituales y Hechizos

Cómo realizar un viaje astral: preparativos

Light at the end of a heavenly tunnel

El viaje astral es la capacidad que tenemos de salir de nuestros cuerpos, al punto de vernos desde otra perspective, y viajar hacia lugares en donde no se encuentra nuestra cuerpo físico. Se trata de una de las más arduas y pesadas tareas de quien realiza disciplinas espirituales. No es algo nada sencillo de realizar, y debe practicarse sólo por personas con una gran trayectoria en disciplinas iniciáticas.

Este es uno de los métodos más sencillos para realizar un viaje astral.

1. Pierde el miedo. Una de las primeras etapas para lograr un viaje astral, es perder el miedo a las incidencias que pueden acontecer durante el mismo, y a las consecuencias que se pueden enfrentar. El arte se práctica sin temores, pues sólo debe guiarnos el deseo de autoconocimiento y de ganar una mayor libertad.

No hay registros que ninguna de las personas que haya realizado viajes astrales haya sufrido daños durante los mismos.

2. Relaja tu cuerpo. Para que nuestro cuerpo suelte las amarras al espíritu, debe estar relajado, libre de preocupaciones mundanas y mortales. No es posible ninguna experiencia fuera del cuerpo si nos hallamos constreñidos por el dolor, la pérdida o la angustia. Hay que saber relajarse antes de proyectarse.

¿Cómo relajarse adecuadamente para esta experiencia?

Sigue las instrucciones que hemos dado en otro post para entrar en trance: esto es, se consciente de tu respiración, y ello te revelará el verdadero estado de las cosas. Ese espacio por donde es posible salir de tu cuerpo, y viajar.