Rituales y Hechizos

Cómo realizar un viaje astral: Los preparativos

Oldster and deep blue sky

El viaje astral es un desplazamiento que se hace fuera del propio cuerpo. Es una de las prácticas más añejas e impactantes de las que nos permiten la espiritualidad, y está al alcance de cualquier persona dispuesta a seguir el método para realizarlo. Aquí describimos los pasos para pasar a la etapa que sigue a la vibración: la levitación.

Es conveniente ensayar los pasos que guíen nuestra consciencia hasta el estado de la vibración. Volver una y otra vez hasta fortalecer nuestra capacidad para realizarlo. Cuando se ejercite lo suficiente (ese punto en el que visualizamos todas las redes e interconexiones que rodean y se imbrican con nuestra energía mental, es conveniente tomar una serie de precauciones con mira a la realización del viaje astral:

1. Elimina cualquier tipo de joyería o elementos de metal y cristal que puedan estar en contacto con tu cuerpo.

2. Oscurece tu habitación al punto de que, al cerrar los ojos, no sea apreciable ninguna huella de luz.

3. Recuéstate con la cabeza mirando al norte, y con tus piernas hacia el sur, y con los pies apuntando a este y oriente.

4. No es necesaria la desnudez total, pero si es recomendable encontrarse confortablemente abrigado, al punto de estar fresco y sereno.

5. Ten cuidado de encontrarse en una locación donde el ruido y las interrupciones sean inexistentes.

6. Procura dedicar al menos 30 minutos previos a tus intento de viaje astral a la relajación. Mentalízate para tener la capacidad de recordar todo lo que va a acontecer en tu viaje.