Rituales y Hechizos

Cómo realizar un viaje astral: El viaje

walk into light

El viaje astral es una de las experiencias más intensas de las que nos ofrecen las disciplinas espirituales. Es un rito que nos permite salir de nuestro cuerpo, y desplazarnos hacia otro lugar, nada más que con la fuerza de la mente. Aquí explicamos la última etapa para su cumplimiento: el viaje astral en si mismo.

Después de ensayar el desplazamiento, hay que poner todas las energías en ir y venir del punto al que hemos viajado por encima de nuestro cuerpo de regreso a él recorriendo cada uno de los puntos energéticos que constituyen el puente que hemos utilizado. Hay que hacerlo una y otra vez para acostumbrarnos, y entrenarnos en evitar las distracciones propias de nuestro cuerpo que puede llevarnos a despertar o perder pie en el viaje astral.

Hay que repetir el viaje del punto al cuerpo y viceversa hasta que hallamos perdido toda noción de vibración o sensaciones. De ese modo estaremos seguros de que hemos aprendido a desprendernos de toda ligar con nuestro cuerpo, y que no padecemos riesgo de distracciones.

Una vez que hallamos perdido la noción del cuerpo, estamos listos para ir al sitio que deseemos nada más que llevados por la energía mental y las redes en las que nos encontramos inmersos: hay que llegar al punto que hemos elegido por encima de nosotros, y una vez en él, hay que reconocer las pautas de energía que nos rodean, y recorrerlas hasta llegar al sitio deseado.

Para terminar con el viaje, sólo hay que mover alguna parte del cuerpo, y eso terminará con el trance y el desplazamiento.