Rituales y Hechizos

Cómo realizar un viaje astral: El desplazamiento

Abstract cosmic wave tunnel and bokeh stars

El viaje astral es la capacidad que tenemos de salir de nuestros cuerpos y realizar desplazamientos guiados nada más que con la fuerza de nuestra mente. Para conseguirlo, se requiere de seguir una serie de sencillos pasos. Aquí te decimos lo que hay que hacer para salir de tu cuerpo y desplazarte.

Una vez que hemos logrado llegar a un trance lúcido, hay que fijar la vista en un punto por encima de nosotros. Puede tratarse de uno en el techo sobre la cama en la que nos encontramos. Lo idea es que se encuentre a unos dos metros por encima de nosotros.

Entonces hay que ver los puntos de energía que conectan a nuestra mente con ese punto: veámoslo como un puente hecho de luz, de energía.

Ahora hay que recorrerlo, punto a punto. Será un movimiento natural. A cada desplazamiento sobre la energía que compone el puente, sentiremos vibraciones que fluyen dentro de nosotros: hay que evitarlas. Son distracciones que nuestro cuerpo impone para prevenir que le abandonemos.

El desplazamiento total al punto no ocurrirá en la primera ocasión. Puede que las vibraciones nos distraigan y “despertemos” en nuestro cuerpo de nueva cuenta. Hay que insistir una y otra vez hasta que lleguemos al total del recorrido entre nosotros y el puente.

Entonces hay que obligarnos a girar, pero sin mover el cuerpo: sólo con la energía que integra nuestra mente. Nada más.

En ese giro, debemos ser capaces de vernos recostados a nosotros mismos, por debajo de nosotros.