Emociones

Cómo modificar tus patrones de conducta

auto análisis

Una vez que se ha localizado un patrón de conducta (identificando lo que lo provoca y la reacción que proviene de él) mediante un auto análisis, podemos actuar para intentar modificar ese patrón. La corrección de un patrón de conducta debe pasar por tres pasos:

1. Auto análisis. Preguntarnos sobre las situaciones y las personas que nos provocan una reación determinada.

2. Referencias cruzadas. Encontrar las coincidencias entre nuestras respuestas: ¿Cuál es el factor común que nos provoca una reacción?

Una vez ubicada la razón de un patrón, podemos comenzar el trabajo de frenar sus reacciones negativas.

La primer estrategia es la sustitución: cambiar el hábito nocivo por algo que no lo es. Por ejemplo: si la ansiedad te hacer morderte las uñas, cuando sientas las ansiedad, mastica chicle. Si el aburrimiento te lleva a comer compulsivamente, hazlo cuando estés aburrido, pero sólo con cosas sanas: fruta, verduras…

En la medida que cambies tus reacciones negativas inconscientes por hábitos sanos y conscientes, estarás más a gusto contigo mismo. Se paciente, pues cambiar un patrón de conducta toma tiempo y esfuerzo. Reconocer el problema e intentar resolverlo, son sin dudas dos importantes pasos para mejorar como personas.

Si la sustitución falla, y controlar esa reacción es más complejo, pide ayuda a un familiar o amigo, para que te ayude a ser consciente y te avise de los casos en los que caes en ese hábito negativo. Una vez que estés en aviso, te será más fácil refrenar y cambiar ese patrón de conducta.

Si descubres que tus patrones de conducta son más fuertes que tú mismo, pide ayuda de un terapeuta profesional. No hay nada de malo en pedir ayuda.