Rituales y Hechizos

Cómo hacer un hechizo

Cómo actúa un hechizo

Los seguidores de la Wicca y de la magia en general sostiene que los hechizos y los encanto funcionan gracias a la intervención de principios invisibles. Muchos creen que convocar y controlar estas fuerzas es lo que separa al mago y wiccano del resto de las personas, y que para ello es necesario el estudio de tratados y el paso por ceremonias iniciáticas para los que son necesarios años y años de preparación. Pero ¿es así?

Los hechizos y la doctrina de los signos

Sin embargo, esta idea de una magia académica rompe con el principio básico de la magia, que entiende a las fuerzas no visibles como principios vitales, que se pueden convocar pero no documentar y muchos menos doblegar, que viven dentro y fuera de nosotros, y que nos asisten en momentos de necesidad por un entendimiento del valor de la existencia.

¿Cómo funcionan magia y hechizos si no se les puede contener en manuales? Por algo que los iniciados llaman “Doctrina de los Signos”, y que sostiene que todo guarda una relación entre sí, y que las relaciones más poderosos son evidentes a la mirada.

Formas y colores

Por ejemplo, las manzanas en su colorido y forma recuerdan al corazón, y son un ingrediente habitual de los hechizos amorosos. Las rosas recuerdan al sexo femenino, y por ello se usa la esencia y los pétalos de esta flor para auxiliar en los ritos que ayudan a recuperarse de enfermedades y padecimientos de estas zonas de la mujer.

La doctrina de los signos nos enseña a usar objetos corrientes para despertar las fuerzas de lo intangible en nuestro beneficio.