Ciencias ocultas

Cómo grabar la voz de fantasmas

Ghost girl

Con el surgimiento de las técnicas de grabación de audio, se logró el acceso a una evidencia más de la vida en el más allá: las psicofonías. Las psicofonías son voces que se registran en materiales de audio sin que las personas presentes en el lugar las hayan escuchado. Se asume que se trata de las voces de personas muertas que por una u otra razón, continúan entre nosotros y utilizan este medio para hacerse escuchar, para hacernos saber de su presencia.

Si vives en un lugar donde has presenciado actividad extrasensorial, fenómenos inexplicables o energías inquietantes, la psicofonía es una buena herramienta para saber si la razón de estas perturbaciones es una entidad.

¿Cómo se graban las voces de los fantasmas?

1. Usa una grabadora de cinta. Los registros digitales no son del todo confiables, y los mejores resultados se obtienen con la tecnología analógica.

2. Espera a las tres de la mañana. No hay explicación racional al respecto, pero los picos de actividad paranormal ocurren entre las 3 y las 4 de la mañana.

3.  Coloca el equipo al centro de la habitación, en donde no se graben sonidos ambientales de la calle o de las inmediaciones.

4. Habla con las entidades. Una forma de favorecer la aparición de sus voces en las cintas es hablar con las presencias. Dejar claro que tus intenciones no son las de hacerles daño o faltarles al respeto, sino el deseo de conocer sus historias. ¿Cómo se habla con ellos? En los mismos términos que con cualquier otra persona.

5. Marca la cinta. Enciende la grabadora y registra tu voz para comprobar que la grabadora funciona. Deja que corra y abandona el lugar. No debe haber otras personas en un sitio en el que se desea grabar una psicofonía.

6. Recoge la grabadora y escucha. Hazlo a la mañana siguiente. Para evitar ruidos, puedes digitalizar la grabación y filtrar los sonidos. Escucha con atención, y verás que el resultado es asombroso.

Para una segunda grabación, puedes hacer una lista de preguntas, y dialogar con la presencia. Deja pausas de medio minuto después de cada pregunta para registrar sus respuestas.