Emociones

Cómo evitar el odio

odio

El odio es un sentimiento que, aunque somos conscientes de su carácter negativo y que no nos gusta sentir, experimentamos, ya sea por sentimientos de envidia o por rencores hacia personas con actitudes que no nos gustan. Sin embargo, todos podemos evitar sentir ese odio tan desagradable.

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos si lo que sentimos por esa persona que tan poco nos gusta es realmente odio. En muchas osaciones confundimos odio con un simple enfado. Lo que nos puede hacer direrenciar ambos es que un enfado se pasa con el tiempo, ya que está provocado por una situación concreta; por su parte, el odio permanece siempre con nosotros cuando hablamos sobre esa persona o nos encontramos con ella. Podemos llegar a sentir una sensación de repulsa y de profunda antipatía, deseando incluso, en los casos más extremos, el mal para la otra persona.

Para contrarrestar el odio debemos plantearnos vivir una vida plena, repleta de actividades que disfrutamos haciendo e intentando hacer cosas porque otros nos obligan o que simplemente no vamos a disfrutar. Así cultivaremos los buenos sentimientos como la alegría plena, la amistad o el cariño hacia los demás y nos olvidaremos, en cierta medida, de ese odio.

Y es que el odio no hace bien para la vida de las personas que lo sienten, ya que absorve las emociones positivas y muchas veces hace que no se disfrute plenamente de ellas, ya que ocupa una parte muy importante de tu vida. Por tanto, vivirás con malas energías si experimentas constantemente el odio. Uno fácil solución es evitar a esas personas cuyas sensaciones no te producen energía positiva, quizás de esta manera evites generar mayores sentimientos negativos hacia mucha gente y así evitarás el odio, el cual siempre lleva consigo una mentalidad negativa por parte del que lo experimenta.