Emociones

Cómo evitar desilusionarte a ti mismo

Stressed mature businessman biting nails

Uno de los grandes lastres que enfrentamos a menudo es que nos desilusionamos de nosotros mismos, y esa es una piedra que nos hunde más de lo que quisiéramos reconocer. Y es que, nos decimos, si no podemos satisfacer las expectativas que nosotros mismos hemos puesto en nosotros mismos… ¿Cómo podremos satisfacer las expectativas que los demás colocan en nosotros?

¿Cómo podemos evitar desilusionarnos de nosotros mismos?

No es una tarea fácil y requiere de aprendizaje y honestidad, de recabar información acerca de nosotros mismo. ¿No queremos ser fuente de decepción constante para nosotros mismos? Entonces lo que tenemos que hacer es conocernos realmente.

No se trata de reconocer que somos mediocres o de que no tenemos lo que hace falta para esta o aquella tarea: se trata de reconocernos tal cual somos y reconocer nuestro verdadero potencial.

Es posible que no escribamos tan bien como pensábamos, pero tenemos aptitudes para enseñar a otros los valores de la literatura. Puede que no le gustemos a esa persona, pero le gustaremos a otras. Puede que no seamos tan fuertes, pero tenemos la entereza de mejorar nuestro estado físico…

¿De qué se trata este “reconocerse a uno mismo”? De algo muy sencillo: hay que preguntar a los demás sobre la percepción que tienen acerca de nosotros en lo físico, lo personal, lo profesional. Es ahí la verdadera fuente de conocimiento para una tarea así: los demás, con los que convivimos, con los que nos aman…

Ese espejo será suficiente para comenzar a mejorar.