Rituales y Hechizos

Cómo entrar en trance

State of trance

Una de las tareas esenciales para realizar cualquier tarea espiritual o rito mágico es la capacidad de entrar en trance. El trance es algo más que meramente tener la cabeza en blanco: es la capacidad de llevar la mente a otros estados de la consciencia, en donde la realidad puede ser contemplada de otra manera. ¿Cómo podemos conseguir un trance efectivo?

No se trata de algo sencillo, pues es toda una tarea que demanda esfuerzo y concentración, pues su idea es la de concentrar todas las capacidades del cerebro en una tarea: la de salir del propio cuerpo, de las propias preocupaciones, en aras de un objetivo superior: trascender la realidad.

El primer paso para un trance es la respiración. Ella es nuestro nexo continúo con el mundo. Respira y se consciente de tu respiración, y habrás entendido al mundo: la forma en que llena tus pulmones, en que sale de ti mismo para habitarlo…

Con ese fin, respira hondo, retén el aire, cuenta hasta cinco, y exhala… Vuelve a hacerlo por intervalos de cinco minutos. Repite, y en la tercera ronda, comienza a escuchar tu respiración: la forma en que el aire entra y sale de ti. Escucha al aire y a tu cuerpo al asimilarlo.

Entonces, siente el aire, siente su textura… E intenta visualizarlo como algo transparente, sin forma, pero vasto, enorme, bueno, que te nutre… Observa ese manto de invisible bondad que llena al mundo, y estarás en trance.

Ahora puede ocuparte de las tareas que desees realizar con tu mente.