Emociones

Cómo enfrentar la negatividad

Negative choice

A pesar de que tengamos una actitud positiva ante la vida, hay algo que siempre se nos atraviesa y nos hace tambalear: la negatividad. El pesimismo, la apatía, el conformismo de la mayoría se nos estampan en la cara como un guantazo, y nos echan por tierra haciéndonos dudar de nuestros sueños y metas. ¿Debemos resignarnos a reconocer que el mundo es terrible? ¿Cómo podemos lidiar con la negatividad?

Se fuerte, no seas paranoico. Una de las bases de la negatividad es que te afecta porque te dicen que las cosas malas pueden pasarte… y van a pasarte. Podrías fracasar, podrás enfermar, podrías quedarte solo… Pero esas son algunas entre muchas otras posibilidades. Sé fuerte y sólo atiende a lo que puede cambiar en tu vida. El futuro es sólo eso: un lugar al que se llega, pero que no es el que te deparan los pesimistas.

Enfoca tu energía en ayudar a los negativos. ¿Qué es lo que hace que las personas que te rodean sean negativas acerca de la vida? Que son menos afortunadas que tú… Y eso, aunque te quieran, les afecta. Lo que tienes que hacer para cambiar su tendencia es ayudarles: escúchales, permanece a su lado, comparte sus preocupaciones… y verás como tu optimismo les cambia.

Bloquea la negatividad. Y si una actitud proactiva no es suficiente, siempre puedes elegir lo que escuchas, lo que ves y lo que sientes. Escúchales, pero descarta lo que te dicen: no tienen la última palabra. Esa la decides tú.

Sin embargo, y si eres padre de familia: ten cuidado con las alabanzas.