Ciencias ocultas

Cómo detectar el despertar espiritual

espiritual

El despertar espiritual se puede producir por razones ajenas a nosotros provocadas por hechos que acontecen en la vida o por una firme proposición nuestra. En  cualquier caso, te decimos cuáles son los síntomas para saber si estás despertando espiritualmente.

Ya sea algo involuntario o algo que llevas intentando alcanzar desde hace tiempo, el despertar espiritual es algo que se puede apreciar en numerosos síntomas. El primero de ellos es el cambio en los patrones de sueño; aunque no duermas durante ocho horas, al día siguiente te sientes con energía para afrontar cualquier situación.

Otros síntomas que podremos notar de manera muy precisa son los escalofríos por todo el cuerpo, escuchar pitidos sin que haya ningún sonido a nuestro alrededor o tener impulsivos ataques de sabiduría o de creatividad; tener la necesidad de crear y sentirnos muy inspirados en cierto momento, tanto que podremos dejar a un lado cualquier actividad que estemos realizando.

Los cambios repentinos de humor también están muy relacionados con este despertar. Y es que estar muy contendo y, minutos después, triste, a menudo se asocia  a trastornos de la personalidad, pero no tiene por qué ser algo negativo, sino espontáneo. Dejar que los sentimientos fluyan tan cual vienen a nosotros es algo positivo.

Finalmente hay que hacer alusión a cambios físicos que podemos estar experimentando si nuestra espiritualidad está despertando. Estos cambios físicos pueden estar muy relacionados con la alimentación, ya que comenzaremos a alimentarnos de manera muy saludable, lo que beneficiará en gran medida a nuestro cuerpo y a nuestra mente. Además, percibiremos las cosas que pasan a nuestro alrededor de una forma totalmente distinta, ya que pasaremos a analizar las situaciones y a despertar nuestros sentidos. Por tanto, nos sentiremos mucho más felices, no solo con nosotros mismos, sino con los demás y el mundo en el que vivimos. Veremos la realidad desde otro prisma, cargado de positividad.