Rituales y Hechizos

Cómo crear un péndulo mágico

Uno de los objetos más poderosos de la tradición mágica, el péndulo, ha caído un tanto en desuso, y es deseable que su uso como herramienta de autoconocimiento y determinación de las tendencias se vuelva a extender como antaño. He aquí las claves para hacer un péndulo mágico.

El péndulo mágico

Para comenzar, no es necesario invertir en un costoso aparato, pues el péndulo, como todo objeto mágico, opera mejor si se usa uno realizado con las propias manos y recursos del convocante.

¿Qué es lo que necesitas? Una cuerda y un peso. Esa cuerda puede ser desde un hilo hasta una cadena o un lazo con valor personal. El peso puede estar dado por un objeto de valor sentimental, de manera que no es descabellado pensar en usa como plomada un reloj heredado, una piedra e significación romántica o alguna joya. Es el amor, la fuerza más poderosa, la que va a guiar nuestras decisiones y los menajes que debemos recibir.

Para hacerlo funcionar no necesitamos sostenerlo de ninguna forma en particular ni en ningún sitio en especial: bastará con que podamos sostener la cuerda con firmeza y que el peso del péndulo caiga a plomo. Entonces, con la otra mano, hay que llevar a la plomada a un ángulo de 45 grados, y soltarla para que describa su arco de ida y vuelta.

¿Para qué nos sirve un péndulo mágico? Desde la toma de decisiones hasta para el contacto con entidades e otros planos. Sus usos son múltiples y generosos.