Ciencias ocultas

Cómo crear un altar

Ihdian altar

Uno de los requisitos para crear magia es el lugar donde se debe realizar la invocación a las fuerzas que nos van a permitir realizar el prodigio. Este lugar se conoce como altar. Tradicionalmente los altares requieren de elaboración en su diseño: desde elementos naturales hasta complicadas inscripciones en lenguajes arcanos. Sin embargo, es posible crear un altar de manera doméstica para usarlo en nuestra práctica cotidiana de la magia, magia para nuestro rostro, nuestra vida.

¿Qué es lo que se necesita para crear un altar?

Espacio. El primer requisito ineludible para la creación de un altar en casa es la designación de lugar que no tendrá otro uso más que el de ser la plaza del altar. Es necesario que una vez elegido, el sitio del altar no tenga otros usos, y de ser posible que una zona libre de tráfico. No hay una medida establecida para este espacio consagrado: puede ser hasta un rincón. Tampoco es necesario que tenga características especiales.

Una superficie plana. Lo más importante del emplazamiento para el altar es que se pueda contar con una superficie plana, en donde se puedan ubicar todos los elementos necesarios para llevar a cabo los trabajos mágicos. Una mesa o el piso pueden llevar a cabo ese fin.

Presencia natural. Para crear el altar hay que recurrir a elementos naturales que se dispondrán sobre la superficie: rocas, flores, agua… Según el tipo de trabajo mágico que se desee realizar.

Elementos. Para que el altar este completo, hay que establecer la presencia de los cuatro elementos esenciales: agua, aire, fuego y tierra. Una vela puede prefigurar el fuego, y el incienso purificará el aire en derredor.

Hecho el altar, podemos crear una barrera mágica.