Emociones

Cómo combatir la depresión

Young couple argues in bed-room

La depresión es uno de los grandes males de nuestro tiempo. Es un enemigo que se ns mete dentro y nos mina, confundido con la tristeza y la falta de expectativas, hasta consumir todas nuestras alternativas vitales. ¿Cómo podemos lidiar con la depresión ante sus primeros síntomas?

Ante todo, deja de creer que son verdaderos los mitos sobre la salud mental.

No te combatas a ti mismo. Uno de los grandes errores que se cometen con la depresión consiste en asumir toda la responsabilidad y combatirse a uno mismo, culpándose de todo lo que le viene pasando. No somos responsable de todo lo malo que nos ocurre, y mucho menos de ser víctimas de una depresión.

Acoge la claridad. La depresión expande nuestra visión de los negativo hasta anularnos como agentes de cambio. Es pues, en un principio, un asunto de punto de vista. Hay que evadir esa mirada sobre las cosas, y ver todo lo que pasa a nuestro alrededor con una perspectiva más clara y honestas: no hay que ver el conjunto de problemas, sino cada circunstancia en su justa dimensión. No te dejes llevar por la fuerza de tus emociones.

Actívate. Una de las estrategias más exitosas para combatir la depresión es moverse, activarse, crear rutinas a las cuales aferrarse. Hay que establecer una actividad como centro de nuestras vidas, y obligarnos a cumplir con ella a rajatabla. De su cumplimiento va a depender la reinvención de todo nuestro mundo.

Valora cada paso. En lugar de centrarte en el abismo de lo que ves como un fracaso vital, reconocer el valor de cada una de las cosas que haces, de cada uno de los pasos que das. Crea un diario en el que al final de cada día reconozcas las razones que tienes para dar gracias.