Rituales y Hechizos

Cómo ayudar a un enfermo con magia

hand towards sky

Existen diversos hechizos y rituales usados para la sanación de graves dolencias. Se trata de los llamados “hechizos rojos”. Su finalidad de la mejorar la salud, hacer tolerable el dolor, desvanecer negatividad y aquellos que nos ata al pesar. Desde luego, esto no significa que se deba desatender el consejo de un médico, pero es la ayuda que puede prestar la magia.

También, gracias a lis hechizos rojos, podremos mejorar la salud, y construir una barrera que impedirá enfermedades sobre su familia y seres amados.

Cómo se realiza un hechizo rojo

Los hechizos rojos no requieren de una preparación previa para ejecutarse, y puede ser llevados a cabo con elementos muy sencillos, al alcance de tu mano. Aquí te damos una lista de objetos y materiales que pueden usar para mejorar la salud de un enfermo y prevenir sobre los males que puedas sufrir.

Ladrillo Rojo. El polvo de ladrillo rojo crea poderosas barreras contra todo tipo de males. Sólo hay que dejar un montón junto a la puerta de cada habitación.

Sal. Las líneas de sal en la puerta de un enfermo pueden erradicar el dolor, el mal de ojo y prevenir la mala suerte.

Cintas rojas. Si las colocas en el vano de una ventana o en el umbral de una la puerta, sabrás si lo que un paciente padece es enfermedad natural… o un trabajo de magia negra. Si se agitan cuando no hay viento alguno, hay que preocuparse y realizar alguna limpieza mágica.

Hojas de olivo y sauce. Se usan para ahuyentar los males del cuerpo.

Lavanda. Un sahumerio de lavanda: eso es todo lo que necesitas para que la fiebre de un niño se desvanezca.

Plumas. Su relación angélica las hace soberanos amuletos si se cuelgan de ventanas y puertas. Detienen enfermedades y mal de ojo, dolor y pesadillas. Mucho mejor si se trata de plumas de paloma blanca que no se han arrancado al ave.