Ciencias ocultas

Colores cálidos en el aura

aura

Como podría suponerse, tener el aura de colores cálidos como el amarillo o el rojo tiene mucho que ver con la vitalidad de la persona que posee este aura. Este tipo de colores representa a personas con una gran energía, aunque varían según la tonalidad que poseamos.

El color del aura, aunque no puede ser visto por todo el mundo ya que requiere mucha concentración, es un símbolo que dice mucho sobre la persona que lo posee. Si tenemos un color de aura cálido, podremos reconocer a una persona vital y activa, en constante movimiento; sin embargo, si nos enfrentamos a una persona cuyo aura es de colores apagados, deberemos saber que se encuentra en un momento de su vida con ánimo bajo.

De manera más concreta, si vemos que una persona tiene el aura de color amarillo, veremos en ella una vitalidad y alegría que no será superada por ningún otro color de aura. Este color significa, por tanto, la vida y la alegría, aunque tiene una contrapartida que es la vejez y el terminar con la vida, por tanto el significado de este color se tendrá que aplicar a las circunstancias más personales.

El rojo también es otro color que simboliza la vida, por esa gran intensidad que desprende; aunque también se puede interpretar como la destrucción, ya que se relaciona con el fuego, por tanto también que habrá que hacer una aplicación al caso en el que nos encontremos. Finalmente, el naranja, como una mezcla de ambos, está muy relacionado, igualmente, con la vida y con la alegría, aunque en este caso se interpreta que, como ha perdido intensidad, esta vitalidad ya no es todo lo eficaz que debería.

Se trata, por tanto, de una gama de colores muy alegres que, en principio, siempre tienen buenas cosas que aportar a la persona que tiene el aura de estos colores, pero hay que tener en cuenta sus posibles visiones no tan positivas.