Tarot y Videncia

Arcanos menores: Los Bastos

Dos Bastos2Los bastos representan al fuego aristotélico y sus capacidades: la renovación, el cambio, el crecimiento, la liberación, el orden sano. Son, dentro del Tarot, el conjunto de cartas que anuncian mejores nuevas. Su figura parece condensar en una sola imagen dos símbolos: el báculo y la antorcha.

El báculo que representa la sabiduría en el don de mando, y cuya pertenencia corresponde a los miembros más sabios del reino o de la comunidad. La antorcha es el medio del que Prometeo se valió para entregar el fuego a los hombres, el fuego que era (y es) resguardo y alimento. El basto es, al mismo tiempo, nuestros dones y nuestra capacidad de dar, conocimiento y generosidad, siembra y cosecha.

Su sentido, carta por carta:

Uno de bastos: suerte en juegos de azar
Dos de bastos: crecimiento, ascenso, transformación
Tres de bastos: viajes, encuentros amorosos, solución de problemas
Cuatro de bastos: felicidad en pareja, abundancia, embarazo deseado
Cinco de bastos: propiedades, formación de un hogar, crecimiento de los hijos
Seis de bastos: herencias, entregas de bienes, regalos costosos, legados
Siete de bastos: orden, ayuda de varias personas, la Ley está de tu parte
Ocho de bastos: tregua, fin de la hostilidad, pactos, entrega amorosa
Nueve de bastos: amor paternal, vigilancia venturosa, alguien anhela conocerte
Diez de bastos: cosecha, problemas resueltos, abundancia

Los bastos, salvo en raras ocasiones, no pervierten su sentido al aparecer invertidos.