Tarot y Videncia

Arcanos Mayores: ¿Qué significa la Rueda de la Fortuna?

Rueda FortunaEsta es la mejor carta que nos puede acontecer, incluso si aparece invertida. El Arcano número 10 nos habla de la sorpresa, del azar, de los imprevistos giros del destino. Es esa carta que nos remite a territorios donde ni siquiera el Tarot tiene acceso: esa zona blanca y blanda donde la vida reserva sus sorpresas a quien se atreva a sumergirse con los ojos cerrados en los inciertos caminos del azar.

Si El Ermitaño salía a buscar su destino en los caminos, en La Rueda de la Fortuna el consultante se ve devorado por las fuerzas de la suerte. Abandona vida y voluntad en manos de fuerzas desconocidas. La apuesta puede salir bien. O no.

La vida, tal como la entiende, y nos intenta hacer entender, el Tarot es una lucha entre el caos y el equilibrio. Y La Rueda de la Fortuna es el más puro ejemplo de ello. A veces, arriba; a veces, abajo; en otras, sólo en transición… La fortuna nos concede un giro bueno por cada tropiezo.

Su figura procede de la edad media, de un instrumento de tortura: una rueda en la que dos condenados eran atados en extremos opuestos. El peso de uno movía al otro. La rueda estaba ubicado sobre un río o una cisterna, y el condenado que quedaba abajo sufría la inmersión. Queremos estar al aire, pero a veces nos ahogamos.

En las primeras versiones del Tarot, como en el de Marsella, se representa no como una rueda, sino como el instrumento de tortura, y en ambos extremos de la rueda está atada la misma persona. La suerte o la fortuna, dice el tarot nos la creamos nosotros mismos.

Generalmente, la aparición de este Arcano indica un sorpresa, un salto de la fortuna. Si es bueno o malo, está por verse.

Imagen | Tarot Amigo