Tarot y Videncia

Aprendiendo el Tarot cada día

aprendiendo-el-tarot-cada-daa

Existen muchos métodos para aprender el Tarot: desde el estudio de las cartas y sus significados hasta el uso de la propia intuición. Una manera muy segura y sencilla de aprender el sentido de las cartas es el uso de la carta diaria.

Para ello se dispone de un “diario del tarot“, con una página por cada día.  Ahí se anotará el nombre del Arcano de día, si apareció al derecho o al revés, lo que nos sugirió la vista del Arcano, y el sentido que le encontramos al final del día.

Para realizar esta técnica de aprendizaje conviene esperar al inicio del ciclo lunar. En la noche de Luna Nueva se mezcla el mazo del Tarot, y se deja al lado de la cama.

Al levartarse, lo primero que debe hacer es tomar una de las cartas, y anotar de cuál se trata en la hoja del “diario del Tarot” del día, si la tomamos al derecho y al revés, y que nos sugiere su imagen.

 

Después de levantarnos, elegir una carta, y habiendo anotado en el “diario del Tarot” de qué Arcano se trata, y la primera interpretación que hemos dado a la carta (es decir: aquellas predicciones que creemos que nos ha hecho), , salimos a nuestras actividades.
La idea es comprobar qué tipo de predicciones y tendencias señala el Arcano, en contraste con las predicciones que creemos que hará.

Al final del día, antes de acostarnos, anotamos en el “diario del Tarot” cómo fue nuestro día: las predicciones que la carta señalaba, y que no supimos leer. O, en su caso, aquello que vimos en la carta que realmente ocurrió. De este modo llevaremos un registro de primera mano del sentido de cada una de las cartas.

Separamos del mazo la carta que empleamos en el día, y al siguiente, después de despertar, elegimos otra carta, y repetimos la operación, día con día hasta agotar el mazo.

Así, conoceremos por experiencia propia cuál es el sentido de cada Arcano traducido a las vivencias cotidianas.