Ciencias ocultas

Algunas señales hablan sobre nuestras vidas pasadas

vida

La reencarnación es uno de los temas del mundo del esoterismo que más controversias causa. Hay gente que cree en ella y en que cada uno de nosotros ha vivido varias vidas antes de llegar a la actual; sin embargo, otras personas niegan totalmente su existencia.

Pese a que hay una corriente de pensamiento que, como decimos, niega la existencia de la reencarnación y que defiende que cada persona vive una sola vida, vamos a centrarnos en aquella otra corriente de pensamiento que sí que cree en la reencarnación. Numerosas son las personas que opinan que cada ser humano ha tenido que pasar por vidas pasadas, adoptando varias formas, para llegar donde estamos actualmente.

Si, por lo tanto, crees en la existencia de las vidas pasadas, seguro que alguna vez te has preguntado quién fuiste tú en anteriores vidas, si es posible conocerlo de alguna forma e incluso si te has relacionado con alguna de las personas con lo que lo haces actualmente. Existen ejercicios para lograr o, al menos, parar intentar llegar a saber estas preguntas. Mediante la regresión puedes ser capaz de verte en anteriores vidas, aunque para ello necesitas mucha concentración y meditación.

La regresión implica, por tanto, una gran capacidad y no todo el mundo es capaz de lograr el estado de total relajación que le haga verse en vidas anteriores. Sin embargo existe otra forma de la que poder darnos cuenta de algunos datos sobre nuestras vidas pasadas: consiste en la observación. Si observamos con detenimiento los lugares donde nos encontramos, podemos tener la sensación de conocer ya un sitio, incluso sin haber estado en él. O lo mismo nos puede suceder con algunas personas. Esto se puede deber a que hemos frecuentado ese lugar o quizás hayamos conocido a esa persona en anteriores vidas.