Tarot y Videncia

5 mitos sobre el Tarot: 4. Los tarotistas son brujos

5-mitos-sobre-el-tarot-4-los-tarotistas-son-brujos

El Tarot, como tal, no es un culto. Las cartas no se veneran, ni la práctica del oráculo demanda ritos iniciaticos ni teología alguna. De hecho, desde su iconografía misma, las cartas del Tarot son una suma de tradiciones religiosas y conocimientos iniciaticos y psicológicos; un resumen, un sincretismo que almacena y aplica estrategias para conocer y explicar la naturaleza humana.

El Tarot no demanda obediencias o el seguimiento de prácticas o cultos. Los tarotistas lo mismo han sido cristianos que judíos, médicos, amas de casa o escritores. Hombres y mujeres de todos las creencias y niveles socioeconómicos.

El Tarot es una honesta búsqueda de conocimiento a través de una herramienta a veces certera, a veces no, pero que no tiene demandas ni de ritos ortodoxos ni de ninguna forma de magia.

Los Tarotistas no son brujos, no ofrecen sacrificios, no venden piedras o pócimas mágicas. Son gente común y corriente, con deseo de verdad y espíritu de servicio.