Rituales y Hechizos

14 de febrero: el poder la sangre

Blood cells

Se acerca el Día del Amor, y es mejor que afiancemos nuestras artes para mantener a nuestro lado a quien amamos. Son tiempos duros, revueltos, en los que nadie puede estar seguro de nadie. Son tiempos para recurrir a la magia cuando las cosas parecen flaquear y el amor amaina. Como mujer: ¿De qué manera puede conservar a tu hombre a tu lado? Con los amarres más poderosos.

Cómo hacer amarres de amor más efectivos

La historia de la magia amorosa es clara en ese aspecto: no hay nada mejor para atar a alguien a nosotros que nuestra propia sustancia. Los fluidos de nuestro cuerpo, los que intercambiamos en los trances del amor, poseen la fuerza más poderosa para atar a los amantes.

¿Qué entendemos por fluidos amorosos?

Sangre, lágrimas, orina, semén… Un grupo en el que también se incluyen cabellos y uñas. Aunque puede parecer asqueroso, estos líquidos y partes del cuerpo de una persona son atractores de soberano efecto. No hay que despreciar su aura y poder. Al final de cuentas son lo que nos une con el ser amado, una de las vías a través de las que llegamos a su interioridad.

Además, y esto es un hecho descubierto por la ciencia, los fluidos corporales contienen la información genética de una persona: lo que la constituye.

¿Qué resultados nos garantiza el uso de estos líquidos?

Sangre. Colocada en el café de un hombre, apenas unas gotas, sirve para capturar su deseo sexual. Al hacerlo, se hace que quede atrapado en la consciencia de la mujer que lo somete. Desde un punto de vista científico, al hacerlo, le damos al hombre feromonas, hormonas sexuales, que capturan su deseo. 

​Puedes usar tu sangre menstrual: ¿Sabes cuál es el día de tu ovulación?